miércoles, 22 de julio de 2015

El vértice torcido del agua grana se desdice del canto de los ramajes que descuidan sin cuerpo que los relate el barritar florido, casi hilarante, de los garitos tiernos por virginales que bordan de colmillos sin desbarrarles antaños de otros tantos (por disparejos) zumbidos de azulinas pequeñas zarpas dibujando en las piras que ya no alcanzan a doblar las esferas que se desatan esferas retorcidas entre reencuentros de palidez augusta y roce de ciertos acallados resortes que trufan miedos.


Y, por si acaso, desfilando a la broma de altos melgares, el silbo chato apenas  que rompe el cuarto (no por creciente herido sino por la tibieza con que  la voz pronuncia nada que hieda  a color ni a trasunto de formidable) primer quinto lamento de un descifrado fervor de haladas brescas serpenteantes  por (entre ver sonidos y escuchar graves, acusadas ausencias de amor de enclaves) desmedir un tiempo que se encabrilla sin saber que no es suya la gracia tarda que alimenta los rizos que el tejo ensalza.

domingo, 19 de julio de 2015

Texto 9.6

Publicado por el jul 19, 2015 en Prólogo a la carta número nueve. La sangre del futuro 

9.6 “ La selección animal da lugar a la base de lo que hoy son los grandes rebaños ovinos, bovinos y porcinos, seres criados para la reproducción y explotación, y sin grandes posibilidades de supervivencia bajo ambientes naturales sujetos a la ley depredadora de los carnívoros; ahora los carnívoros cuidan, alimentan y hasta ponen nombre a sus futuras víctimas, les hacen parir retirando la descendencia para convertirse en sus lactantes, y utilizan, desde un acuerdo tácito por todos aceptado, la carne de sus cadáveres, los cuernos que supuestamente les protegían, y hasta sus huesos y sus pieles. Parecería no tener sentido esta sucesión de crueldades si no tuviera una significación superior a otros niveles de consciencia, si todo fuera una simple ley de redes de complicidades bien justificadas desde el razonamiento elemental de protección al propio clan”.
 9_6

Archivo del blog